© 2011 Silvia Domínguez Vidal

Todos los días – Every day

No les vi la cara. Pero me dio igual. Era el 3 de octubre de 2007. Amenazaba lluvia, ella llevaba paraguas. Pero no hacía frío. Si tenían las piernas así de juntas es porque estaban así, juntos. Y se notaba que estaban a gusto juntos.

Era una tarde de rejones en Las Rozas. Rejoneadoras, para ser más exactos, eran las que esa tarde despidieron una de las últimas tardes de toros en la plaza portátil de Juan Correas. Ahora, en ese mismo lugar, se ha levantado un centro multiusos donde también habrá tardes de toros. Pero ya no serán iguales.

Probablemente han pasado muchas tardes de septiembre u octubre, durante las fiestas de San Miguel, sentados así, juntos, en unos asientos duros de madera, con números pintados a mano.

Yo salía ya de la plaza cuando los vi. Vi cómo él tenía las manos juntas mirando hacia adelante, ella sujetaba su paraguas, aparentemente como si cada uno estuviera a su aire. Seguramente lo estaban, pero sus cuerpos estaban apoyados el uno en el otro. Y pensé que quizá se habían pasado así toda su vida. Cada uno a su aire, con sus cosas, pero juntos, siendo el pilar que sujetaba al otro.

No se les ve la cara, no se detecta el gesto, pero allí vi complicidad, vi una vida en común, vi amor. Quizá no de ese que se expresa efusivamente. No, de otro que no tiene menos valor: el que se siente, se demuestra en pequeños gestos todos los días. Gestos aparentemente nimios, sin importancia. Vi amor en medio de la rutina, vi amor en los buenos tiempos y en los difíciles. Vi amor enfrentándose a los cambios y superándolos juntos.

Cambios como acudir a una plaza de toros, un lugar donde habían vivido buenos ratos juntos, en una de las últimas tardes en que podrían hacerlo. Ya nunca más sería igual. Como cuando tuvieron sus hijos, como cuando se compraron la casa, como cuando se mudaron, como cuando los hijos volaron del nido, o cuando llegó la jubilación. Miraban juntos un mundo que estaba a punto de desaparecer, apoyando su cuerpo cada uno en el otro, aparentemente sin ningún interés especial, pero con amor envolviéndolo todo. Y pensé. “Mira, ellos lo saben. San Valentín es todos los días.”

Hoy no es 14 de febrero, pero os quiero igual. Feliz San Valentín.

 

___________

 

Couldn’t see their faces. But I didn’t care. It was on October 3rd, 2007. Threatened rain, she carried umbrella. But it wasn’tt cold. If they had their legs that close was because they were so, close. And you could tell they were comfortable together.

It was an afternoon of rejones in Las Rozas. Women bullfighters, to be exact, were those who that afternoon said goodbye to one of the last bullfighting afernoons at the portable plaza de toros Juan Correas. Now, in that same place, rises a multi-purpose center which will also host bullfighting afternoons. But it won’t  be the same.

Probably had spent many evenings in September or October, during the festivities of San Miguel, sitting that way, together, on hard wooden seats with hand-painted numbers.

I was leaving the plaza when I saw them. I saw how he had joined hands facing forward, she held her umbrella, seemingly as if each one were to themselves. Surely they were, but their bodies were leaning on each other. And I thought maybe they had spent all his life like that. Each to their own, with their things, but together, being the pillar that held the other.

Can’t see their faces, the gesture is not detected, but there I saw complicity, I saw a life in common, I saw love. Perhaps not that warmly expressed. No, otherwise it has no less value: the one that you feel, is shown, in small everyday gestures. Gestures seemingly trivial, unimportant. I saw love in the middle of the routine, I saw love in good times and in difficult ones. I saw love facing changes and overcoming them together.

Changes like going to a bullring, a place where they had lived good times together, in one of the last evenings when they could do it. It would never be the same. Like when they had their children, such as when they bought the house, and when they moved, and when the children flew the nest, or when retirement came. They looked together a world that was about to disappear, supporting their body on each other, apparently without any special interest, but lovingly wrapping it all. And I thought. “Look, they know it. Valentine’s Day is every day.”

Today is not February 14th, but I love you the same. Happy Valentine’s Day.

14 Comentarios

  1. Manuel Solano
    Publicado el 10/02/2011 a las 7:48 pm | #

    Cuanta razón… todos los días son el día de todas las cosas: enamorados, madres, amigos, solidaridades, ayuda..

    Me encanta tu visión del mundo!

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 11/02/2011 a las 4:51 pm | #

      Muchas gracias! Pues veo que la compartes… Sí señor, todos los días son el día de todas las cosas!!

  2. Laura
    Publicado el 10/02/2011 a las 9:57 pm | #

    No soy mucho de mirar blogs y leer en internet, pero este blog es tan especial q estoy deseando que escribas algo porque me hace ver el mundo con tus ojos y siempre viene bien ver las cosas con los ojos de los demas. Escribe pronto!!!

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 11/02/2011 a las 4:52 pm | #

      Ya ves, está bien ponerse “faldas” para ver el mundo… como en “Con faldas y a lo loco”!! Muchas gracias!!

  3. Matías Pérez
    Publicado el 10/02/2011 a las 11:57 pm | #

    Cuatro de cuatro. Cuatro post y cuatro veces que has conseguido que me emocione. Sigue así, sigue ayundándonos a descubrirnos descubriéndote.

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 11/02/2011 a las 4:52 pm | #

      Gracias a ti, por estar en disposición de descubrir. :)

  4. Beatriz Rivas
    Publicado el 11/02/2011 a las 5:04 pm | #

    ¿Pero que hacías tu ahí debajo? Me encanta la foto

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 14/02/2011 a las 1:29 pm | #

      jejeje… Salía de la plaza, y me encontré con ella!

  5. ugen
    Publicado el 11/02/2011 a las 9:38 pm | #

    Si todos fuesemos capaces de disfrutar cada día, todo sería mucho más bonito, gracias por compartirte…

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 14/02/2011 a las 1:29 pm | #

      Gracias Ugen!! Me alegra verte por aquí… :)

  6. Cristina
    Publicado el 12/02/2011 a las 12:33 am | #

    Pero mira que eres observadora!!! Sigue observando y cuéntanoslo así de bonito!!

    • Silvia Domínguez Vidal
      Publicado el 14/02/2011 a las 1:30 pm | #

      Viniendo de una de las personas más observadoras que conozco, es todo un cumplido. Mil gracias!! :)

  7. Laura
    Publicado el 14/02/2011 a las 11:23 pm | #

    Tus fans esran esperando que nos cuentes algo en tu blog!!! Haznos mas bonito el dia!!

  8. Itziar
    Publicado el 19/04/2011 a las 5:58 pm | #

    Silvia, me emocionas profundamente. Me fascina tu visión de la vida, del amor, de las relaciones humanas. Que bien haberte conocido aunque sea un poquito, la gente como tu hace que el mundo sea mejor.